Mis 500 Locos

por Zaglul, Antonio

Antonio Zaglul a la vez que describe la vida de un manicomio en un país sometido a una dictadura implacable, va desde la intimidad del establecimiento lleno de primitivismo en el tratamiento de la enfermedad que le ocupa a la descripción de la vida cotidiana en aquella sociedad amordazada y aterrorizada, dando de paso detalles importantes para la divulgación del conocimiento de los procesos de tratamiento a las enfermedades mentales o de la historia de la medicina o de su especialidad la psiquiatría.
El autor llega como director al manicomio y le entregan el inventario: 500 locos, que serían suyos a partir de ahi, sus 500 locos, a los que trata como seres humanos afectados de una dolencia tan personal como la personalidad de cada quien.
Pero, en principio, sus dificultidades no serían con los locos, sino con los loqueros, acostumbrados a la violencia, único recurso frente a la irracionalidad que les circundaba. Convencer a los loqueros de que aquellos seres se podían tratar, ¡y curar! sin violencias sólo pudo hacerse cuando se desafió a los más violentos de los locos con la voz de San Francisco que Zaglul empleaba en la comprensión y el trato del alma humana.
Mis 500 locos es la historia del manicomio de Nigua y su continuación, en una época; es parte de la historia dominicana; pero, es sobre todo, parte del alma sana de Antonio Zaglul.

Recientemente viste

Despejar visto recientemente