El Perpetuo Envés

por Fundora, Ernesto

Estos son nueve cuentos cubanísimos, aunque a veces no le parezcan tales. No importa que el lector recuerde por momentos Cortázar, también se va a acordar de Piñera, Y, llegado el caso, hasta de la hora en que nació. Para agradecerlo, claro. Porque no nos engañemos: aún cuando el autor recorra como un pertinaz corredor de fondo todo el patio trasero de la condición humana (o cubana), este es un libro vitalista y simpático, casi cálido, que no orilla los claroscuros de la existencia cotidiana en la isla, pero tampoco omite las ganas de vivir de los isleños. Un libro que no hace de la revancha, la contestación o la aquiescencia despreciable, sus estandartes.

Recientemente viste

Despejar visto recientemente